Pavimentos Técnicos

Pavimento Interior

Flexibilidad y adaptabilidad para los ambientes interiores más moderno

Los pavimentos técnicos para interiores han sido desarrollados para responder a las exigencias de los ambientes interiores más modernos, que requieren flexibilidad y adaptabilidad sin renunciar a las características técnicas y estéticas del gres porcelánico. Gracias a su versatilidad, estas soluciones permiten modificar la disposición de los ambientes, además de facilitar su mantenimiento y reutilización.

Pavimento elevado tradicional

Pavimento sopraelevato tradizionale

Un sistema de suelo técnico suspendido en que la zona transitable descansa sobre una estructura elevada. Entre el fondo y el suelo se crea un plenum técnico inspeccionable que puede utilizarse para alojar las instalaciones.

Entre el fondo y el suelo se crea un plenum técnico que se utiliza para alojar las instalaciones. Los módulos que forman el pavimento se colocan sobre el soporte, lo que permite extraerlos con gran facilidad y acceder al espacio inferior.

Ventajas:

Este sistema ofrece ventajas tales como:

  • Flexibilidad en el control de las instalaciones, que se canalizan libremente debajo del pavimento.
  • Operaciones de mantenimiento más prácticas, gracias a la facilidad de acceso a las instalaciones.
  • Posibilidad de reutilización. La colocación en seco sin adhesivos facilita la movilidad de las piezas individuales o incluso de todo el suelo a ubicaciones distintas de la original.
  • Adaptabilidad: el pavimento elevado puede instalarse sobre pavimentos ya existentes.

Componentes:

Los elementos que componen el pavimento elevado de Florim son el panel y la estructura de soporte.

  • El panel se obtiene encolando un soporte de 3-4 cm y una losa de gres porcelánico que forma la superficie transitable y garantiza la presencia de cualidades estéticas unidas a excelentes características de facilidad de limpieza, resistencia e inalterabilidad con el paso del tiempo.
  • En cambio, la estructura consiste en travesaños y pedestales de acero zincado.
    La conexión de las instalaciones con los locales se realiza mediante aberturas tales como torretas o rejillas de ventilación.

Más información:

El revestimiento superior es de gres porcelánico, que no presenta límites por lo que respecta al uso de acabados o superficies en función de las distintas necesidades estéticas y de proyecto. El gres porcelánico se monta sobre el alma estructural, cuyo material acoplado se rectifica y mecaniza para obtener una leve concavidad que sirve para facilitar la colocación y la movilidad del pavimento.

El alma del soporte puede ser de dos tipos de material: madera aglomerada o sulfato de calcio.

  • El soporte de madera aglomerada permite obtener un panel terminado de 48 mm de espesor, está recomendado para cargas medianas y se caracteriza por ser económico. Buena resistencia mecánica y resistencia al fuego.
  • El soporte de sulfato de calcio permite obtener un panel terminado de 40 mm de espesor. Ofrece mejor resistencia a la humedad y al fuego. Combina una gran resistencia mecánica con excelentes propiedades fonoabsorbentes.

La estructura portante, que se instala sobre la solera, es un armazón de acero sujeto por pedestales circulares de altura variable entre 3-4 cm y más de un metro, y travesaños de conexión que también son de acero. La parte superior de los pedestales y los travesaños está recubierta de caucho antiestático para absorber las vibraciones y el ruido.

 

Pavimento elevado autoportante

Pavimento sopraelevato autoposante

representa la unión entre la facilidad de mantenimiento de los suelos elevados y la flexibilidad de uso.
Se utiliza cuando es necesario que la pieza cerámica sea independiente del soporte y ofrece mayor flexibilidad de modificación e integración con respecto a los pavimentos elevados tradicionales.

Se utiliza cuando es necesario que la pieza cerámica sea independiente del soporte y ofrece mayor flexibilidad de modificación e integración con respecto a los pavimentos elevados tradicionales.

Ventajas:

El sistema ofrece ventajas tales como:

  • Mayor facilidad de colocación
  • Posibilidad de intercambiar las piezas cerámicas
  • Sustitución fácil y rápida del pavimento
  • Posibilidad de utilizar varios formatos

Componentes:

El sistema está formado por una losa de gres porcelánico que se aplica sobre un soporte formado por una mezcla especial de alta densidad de caucho reciclado y corcho de 2 mm de espesor. Además de su función fonoabsorbente, el caucho aumenta el agarre de las losas sobre la estructura inferior. Debajo de la losa de gres hay un soporte formado por un panel de sulfato de calcio o madera aglomerada encapsulado en dos láminas de aluminio. Éste se coloca y se fija al pedestal inferior de aluminio.

 

Pavimento autoportante

Pavimento autoposante

Diseñado para renovar la estética de los ambientes mediante la colocación de un nuevo pavimento de cerámica directamente sobre el suelo ya existente, esta solución no necesita la realización de una solera, ni tampoco el uso de adhesivos o materiales de rejuntado. Las losas, que simplemente están adosadas, se colocan y se retiran sin obras de albañilería ni demolición, y sin necesidad de utilizar mano de obra especializada.

Esta solución no necesita la realización de una solera, ni tampoco el uso de adhesivos o materiales de rejuntado. Las losas, que simplemente están adosadas, se colocan y se retiran sin obras de albañilería ni demolición, y sin necesidad de utilizar mano de obra especializada.

Ventajas:

  • Inmediatez: transitable al instante porque no requiere el uso de adhesivos o materiales de rejuntado ni necesita tiempo de espera después de la colocación.
  • Versatilidad: el sistema está disponible en todas las colecciones, los acabados, los formatos y las superficies de Florim.
  • Practicidad: la colocación es fácil y rápida, permite ahorrar notablemente en costes de mano de obra y es perfecta para el bricolaje. Ideal para el comercio minorista y los espacios temporales.
  • Posibilidad de reutilización: la colocación en seco sin adhesivos facilita la movilidad de losas individuales o de todo el suelo a ubicaciones distintas de la original. Al no dañar el pavimento inferior, es ideal para edificios históricos o sujetos a normas y/o reglamentos especiales vinculantes.

Componentes:

El sistema está formado por una losa de gres porcelánico que se combina con un soporte formado por una mezcla especial de alta densidad de caucho reciclado y corcho de 2 mm de espesor. Además de su función fonoabsorbente, el caucho aumenta el agarre de las losas sobre el fondo. Además, el espesor permite compensar pequeños defectos de la superficie inferior. Un borde de PVC, biselado junto con la losa cerámica, la protege durante la fase de colocación y actúa como junta, una vez colocado el sistema.

Ponte en contacto con nosotros para mayor información

Ponte en contacto con nosotros para mayor información sobre productos, revendedores o para asistencia técnica.

Suscríbete al boletín de noticias de Florim