Nuestra atención al medio ambiente

La historia que vincula a Florim con la sostenibilidad ambiental viene de lejos. Es una atención que comenzó en los años 60 y, con el paso del tiempo, se ha convertido en parte integrante de nuestra forma de hacer empresa.

Gracias a las inversiones específicas por un valor de más de 64 millones de euros desde 2011 y a las actividades de gestión diaria de los procesos de producción, hemos alcanzado nuevas e importantes metas en la protección del medio ambiente y de los recursos.

AGUA

Los impactos medioambientales vinculados a los vertidos de agua en Florim son prácticamente inexistentes, de hecho, todas las aguas residuales del ciclo productivo se reutilizan al 100 %. La única agua que no se recupera es la que se destina a uso civil y la que se evapora. Para optimizar el uso de los recursos hídricos, Florim ha introducido líneas innovadoras de rectificado en seco, que permiten a la empresa eliminar la fase de depuración físico-química del agua utilizada para la rectificación del material.

En Fiorano y Mordano existen cubetas de recogida del agua pluvial para la recuperación de las precipitaciones.

En 2023, se recaudaron e introdujeron en el proceso productivo 7 millones de litros de agua, una cifra inferior con respecto al año anterior, debido a la disminución de las precipitaciones.

RESIDUOS

Florim recupera y recicla dentro del proceso productivo todos los desechos crudos de baldosas y placas, residuos de polvo procedentes de los filtros y los lodos procedentes del tratamiento del agua. Además de los desechos derivados del proceso productivo en sí, la empresa reutiliza también residuos generados por terceros, tanto en los establecimientos italianos como en Estados Unidos. En 2023, la empresa italiana llevó a cabo la recogida selectiva y recuperación de 44 168 toneladas de residuos, incluidos los subproductos (fragmentos cocidos), que equivalen al 99 % del total. Si incluimos también la sede estadounidense, la media es del 87 %. En Florim USA, los desechos cocidos se recuperan dentro del proceso y, por lo tanto, no se cuantifican como desecho. Además, la gestión de los residuos en el estado de Tennessee no prevé una recogida selectiva completa, lo que no permite obtener mejores resultados para la empresa.

ENERGÍA

En el sector cerámico, el consumo energético para el funcionamiento de los procesos de producción es muy alto, con impactos directos e indirectos en el territorio y el medio ambiente. Todas las plantas del Grupo están equipadas con sistemas de vanguardia y bajo impacto energético.

Con dos plantas de cogeneración con una potencia de 14,4 MWe y 127.000 metros cuadrados de superficies cubiertas por paneles fotovoltaicos para un total de 12,3 MWp, las instalaciones italianas presentan una configuración de planta única en la producción de energía. En los días soleados, las plantas de FLORIM son capaces de asegurar hasta el 100% de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de las instalaciones italianas.

Cuando la energía autoproducida no es suficiente, desde 2021 la empresa compra electricidad solo de fuentes renovables certificadas.

En 2023, la autoproducción de electricidad alcanzó el 78% del total consumido. Florim ha obtenido la certificación UNI EN ISO 50001 para una política cuidadosa de gestión energética.

EMBALAJE

Los embalajes de los materiales Florim se pueden subdividir en «primarios» (contienen el producto y están en contacto directo con él) y en «materiales de envío» (se utilizan para transportarlo).

El cartón es el principal método de «embalaje primario». Además de ser 100 % reciclado y reciclable, se ha diseñado minuciosamente para minimizar su uso y reducir los desperdicios a cero gracias al uso de envasadoras automáticas. Los materiales de envío varían en función del formato del producto (palés o cajas de madera, caballetes, fundas de plástico, etc.). Florim compra exclusivamente palés de madera EPAL para el transporte del gres de 9 mm. Esto garantiza criterios de reutilización y reciclaje conformes con la normativa europea y el cumplimiento de altos estándares de seguridad y calidad. Además, para incentivar la reutilización, Florim fomenta la devolución de los embalajes de madera en buen estado mediante un reembolso en efectivo. Gracias a una colaboración con el proveedor italiano de películas de plástico (fundas utilizadas para proteger el producto acabado), la empresa ha desarrollado un proyecto de recuperación del plástico desechado, que se somete a una recogida selectiva y se devuelve al fabricante. Acto seguido, el material se somete a un tratamiento y se regenera en un nuevo producto listo para volverse a comprar.

En un intento de minimizar el impacto medioambiental también al final del proceso productivo, Florim ha redactado una guía sobre la gestión responsable de los residuos con el objetivo de incentivar, en la medida de lo posible, la reutilización y el reciclaje de los materiales y, desde 2022, se ha introducido un sistema de Etiquetado Ambiental Digital (EAD) para facilitar la obtención de información sobre la composición del embalaje y su eliminación/reciclaje.

 

MATERIAS PRIMAS

Todos los proveedores de materias primas son sometidos a control por medio de un software que detecta la ubicación de las canteras, la distancia de la fábrica, la declaración del contenido reciclado y las fichas técnicas de seguridad.

Los productos de Florim se realizan, por tanto, con “ingredientes” cuidadosamente seleccionados e inspeccionados, mezclados y transformados en un material altamente sostenible.

¿QUÉ CONTIENE NUESTRO PRODUCTO?

El producto cerámico de Florim está formado en un 93 % por materias primas naturales de altísima calidad: arcillas, caolines, feldespatos, arena. A esto se añaden los embalajes del producto acabado y otros elementos típicos del proceso de producción de gres porcelánico.

GARANTÍA DE CALIDAD Y SEGURIDAD

Los productos Made in Florim son una garantía de seguridad, de un alto nivel de innovación y respeto por el medio ambiente.

Las personas que los elaboran trabajan en un lugar seguro y en condiciones éticamente sostenibles.

Por su naturaleza, todos los productos de Florim garantizan la ausencia de emisiones de sustancias tóxicas y contaminantes, no producen acumulación de cargas electrostáticas, son resistentes a las heladas, totalmente inertes y no se dañan al entrar en contacto con el fuego.

No lo decimos nosotros, sino una larga lista de prestigiosas certificaciones internacionales de procesos y productos.

Descubre las certificaciones de Florim

NUESTRAS BUENAS PRÁCTICAS

  • Hemos redactado y distribuido el manual sobre ahorro energético en nuestras oficinas, utilizamos únicamente resmas de papel dotado de certificados ambientales y, además, separamos el papel usado de los demás desechos para eliminarlo correctamente.
  • Suministramos herramientas de marketing realizadas en gran parte con papel reciclado, a la vez que fomentamos su progresivadigitalización. También hemos digitalizado las nóminas.
  • Estamos reemplazando los vehículos utilizados para la manutención de materiales por nuevos vehículos eléctricos.

Suscríbete al boletín de noticias de Florim

De conformidad con el artículo 13 GDPR 2016/679, declaro que he leído la nota informativa sobre la privacidad y autorizo a Florim S.p.A. SB a tratar mis datos personales de conformidad con la nota informativa con arreglo al art. 13 del Reglamento (UE) 2016/679 RGPD.

Autorizo el tratamiento de mis datos personales por parte de Florim S.p.A. SB para fines comerciales y promocionales.